29 de junio de 2013

Summer time

¡Por fin estoy de vuelta! Después de un mes alejada del mundo blogger, y de todo lo que tuviera que ver con algo que no fueran exámenes y trabajo, vuelvo y con las pilas cargadas. No sabéis lo que os he echado de menos, pero me vi con el agua hasta el cuello y aislarme fue el único remedio para salir airosa de todo. Ahora, que ya llevo justo una semana de semi vacaciones (para las vacaciones a tiempo completo aún faltan unos días), vuelvo a la carga con unas fotos bastante especiales (y de un fotógrafo muy especial), de las que más me gustan desde que empecé el blog.

Un par de días después de haber terminado, llegó por fin a mi casa este vestido tan original. Es la primera vez que hacía un pedido a Sheinside, y debo decir que a pesar de pagar envío express (no quería esperar para tenerlo en mis manos, y tampoco se elevaba demasiado el precio), tardó 20 días en llegar. ¿Repetiré? No estoy segura, si vuelvo a tener un flechazo como el que tuve con este vestido es probable, pero creo que soy demasiado impaciente para comprar online.

Ahora mismo pienso darme un atracón de visitar vuestros blogs y ponerme al día de todo. Además, tengo preparada una sorpresa para el mes de julio, alguna que otra sesión en la nevera para no dejar el blog desierto los días que tenga menos tiempo, y muchas ganas de enseñaros nuevas adquisiciones.






 






Vestido: Sheinside (aquí)
Zapatos: Marypaz (AW 12/13)
Pulseras: Primark (SS 13)

Muchísimas gracias por seguir ahí. Hace unos días se cumplieron cuatro meses desde que empecé el blog y no ha habido ni uno sólo en el que no me haya alegrado de dar ese paso. 

Un beso fuerte y nos seguimos leyendo!